Muchos estarán pensando que nos hackearon el blog y otros, un poco más curiosos, se estarán preguntando qué tiene que ver la sexualidad con el marketing digital. Aunque no lo crean, estas dos temáticas tienen más similitudes de lo que creemos.

Desde el punto de vista psicoanalítico, según indica el psicólogo y sexólogo Patricio Gómez Di Leva en su libro “Sexualidad Inteligente”, la sexualidad abarca casi todos los componentes del sentimiento humano y se la entiende como una energía vital; cualquier relación, cualquier contacto, cualquier sentimiento está enmarcado en la sexualidad. Es decir que “sexualidad” se entiende como un concepto muy abarcativo en sí, relacionado con la cultura y lo propiamente humano.

Consecuentemente la sexualidad puede ser relacionada con todos los ámbitos de nuestras vidas y, por eso mismo, hoy decidimos analizar el marketing digital a través de metáforas que nos ayudarán a comprender la publicidad online.

Inbound marketing = publicidad con consentimiento

Podemos entender al Inbound marketing como una metodología publicitaria que promueve el consentimiento del cliente. La publicidad masiva, agobiante y asfixiante no debe utilizarse más. 

Esta nueva metodología, también llamada marketing de atracción, busca llamar la atención de los usuarios a través de materiales ricos en contenido; sofisticados y educativos, para que los mismos se vean interesados en los productos y decidan conectarse con la empresa para concretar su compra pasando por distintas etapas.

El nuevo marketing piensa la relación con el cliente potencial de manera progresiva. En lugar de “empujar” un servicio/producto, el objetivo es crear valor para su negocio.

Los millennials y la sexualidad publicidad digital

Refiriéndonos tanto a la sexualidad como al marketing digital, está comprobado que los jóvenes deciden interiorizarse más en el tema y aprender al respecto. La juventud se anima a la educación y es más propensa a desarrollarse con mayor facilidad y seguridad dentro de estas temáticas.

Aprendizaje infinito

Los expertos, en cualquier materia, defenderán que la formación de una persona es ilimitada. SIEMPRE debemos continuar aprendiendo. Los métodos e ideas, como todo en la vida, cambian y evolucionan

¡El marketing digital no es la excepción! Especialmente hablando de una temática crucial en la actualidad, que surgió con la desconfianza y rechazo de la sociedad  habiéndose desarrollado a prueba y error. 

La tecnología nos brinda nuevos saberes todos los días y se encuentra mucho más avanzada de lo que pensamos; actualizaciones de las apps, realidad virtual y inteligencia artificial ya son parte de nuestras charlas cotidianas. Por esta razón, estar actualizado es fundamental.

La previa de las campañas digitales

La parte más importante empieza antes del acto. Debemos tener en cuenta que la estrategia para realizar una campaña de marketing digital es esencial.

Es cierto, somos seres impulsivos, pero las acciones improvisadas, sexual o publicitariamente hablando, no suelen salir bien. Por eso siempre debemos planificar nuestros movimientos para conseguir un buen negocio como resultado.

Para comenzar a armar un plan de marketing digital lo primero que debemos identificar es si queremos que éste siga la misma línea que el plan de negocios offline, teniendo así la empresa un único plan de marketing; o que cada uno (online y offiline) siga su propia línea de plan y cree su identidad, siendo dos entidades distintas, aunque dependiendo de la misma gerencia general publicitaria. Claro está, cualquiera sea la elección, ambos casos siempre deben coincidir con el objetivo general de la empresa. 

A partir de allí podremos seguir con los demas pasos:

1. Análisis

Realizar un análisis interno de tu negocio en cuanto a la evolución y adaptación online. Web, blog, redes sociales, email, SEO, publicidad y analítica. Luego analizar a la competencia en el ámbito digital (análisis externo). Para ello es recomendable también realizar un análisis FODA.

2. Objetivos

Definir objetivos de manera razonable, objetivos smart. Debemos responder por qué sería importante estar en la web para posteriormente decifrar cómo conseguirlo.

3. Estratégias y tácticas

Definir estrátegias y tácticas, ¿Qué vamos a hacer y cómo vamos a hacerlo?. A cada objetivo debemos encontrarle una resolución posible. Además será una buena idea crear un plan de acciones, es decir, diseñar una hoja de ruta que nos ayudará para tener una guía sobre qué quiero conseguir, cómo, a quién me dirijo, etc.

4. Medición

¿Cómo planeo medir mis resultados? Debemos estudiar con anticipación cómo vamos a medir los resultados obtenidos. Digitalmente, cada plataforma tiene distintas herramientas de medición y cuanto mejor las conozcamos, más podremos aprovecharlas.

5. Aplicar nuestro plan de marketing

Una vez establecidos todos estos pasos podemos comenzar a implementarlos, siempre sabiendo que una vez en funcionamiento, las herramientas de medición nos ayudarán a saber cómo optimizarlo para obtener mejores resultados.

Existe muchos otros pasos a seguir para aplicar dependiendo de nuestro tipo de negocio.

¿A quién nos dirigimos?

Todos somos seres únicos, por eso, nuestros desempeños deben ser pensados desde un lado íntimo y personalizado.

Si logramos enfocarnos en a quién nos dirigimos podremos analizar qué debemos hacer para llamar su atención. Actualmente, por más que la tecnología nos desborde y la automátización del marketing sea muy efectiva ¡Es esencial personalizar nuestros mensajes y contenidos lo más posible!

Asimismo, como en las relaciones humanas, será favorable para nosotros enfocarnos en alguien que nos preste su atención. Cuando nos prestamos por demás a una relación que no demuestra interés se lo describe como tóxico, en el marketing digital sucede lo mismo; significará, además de una perdida de tiempo, una mala inversión.

En estos casos, a partir de las metodologías del nuevo marketing es recomendable enfocarnos en esas personas que sí están interesadas en nuestro trabajo, que han demostrado en distintas ocasiones estar atraídos por el contenido de la empresa y coinciden con el buyer persona prediseñado, aquellos que llamaremos leads calificados.

Temas erógenos

Cada sociedad tiene definidas distintas temáticas de interés. Entendemos los temas erógenos como los temas efervescentes a nivel social a través del tiempo; los cuales debemos aprovechar para posicionarnos dentro de los asuntos más buscados y con mayor resonancia. 

Utilizando términos relacionados dentro de un artículo, haciendo uso de las palabras claves, conseguiremos elevar nuestra página, mejorando su calificación dentro del buscador, y consecuentemente, su posicionamiento.

Como ya habrán notado, así es como en este momento nos vemos hablando de sexualidad siendo, en realidad, una agencia de marketing digital.